RESTAURANTE EL REFUGIO

Información general
Servicios
Entorno
Rutas

El Restaurante El Refugio abrió sus puertas hace mas de cuarenta años. Ubicado en el centro de Santa Maria de Oleiros (A Coruña), con un proyecto culinario basado en la calidad de los productos de la tierra y del mar, poniéndolos en valor, donde deben ser los protagonistas.

Regentado desde el inicio por Alfredo Castrelo y Ricardo Gonzalez, el local cambió, con una reforma en 1987, su caracteristica terraza por una cubierta acristalada con luz natural que accede a la sala. Además, cuelgan de sus paredes los cuadros de pintores gallego acompañados de las maderas nobles y cálida iluminacion. 

La variada carta ofrece diferentes opciones de pescados que se adquieren en la subasta en la lonja de A Coruña asi como mariscos. Destaca la Bodega donde se pueden degustar hasta más de ochocientas referencias de vinos, tanto nacionales como internacionales, teniendo un lugar destacado las denominaciones de origen gallegas. 

La oferta gastronómica cuenta con una proporción significativa de platos gallegos con inclusiones en los mismos de materias de origen gallega certificada (DOPs e IXPs Galegas, Galicia Calidade, Pesca de Rías, u otras certificaciones equivalentes).

La villa de Oleiros cuenta con una gran riqueza natural y paisajística entre la que destaca el “Monumento Natural Costa de Dexo-Serantes”,espacio protegido reconocido como lugar de importancia comunitaria (LIC) donde poder disfrutar de la bravura del mar rompiendo en impresionantes acantilados. En el “Aula del Mar”, antigua casa del farero hoy reconvertida en centro de interpretación, podemos encontrar una exposición interpretativa de los valores naturales que posee.

Y nada mejor para complementar esta propuesta que un restaurante como ‘El Refugio’, que cuenta con una trayectoria de casi cuatro décadas y una carta que no deja indiferente a nadie por la calidad de sus productos y la innovación en las recetas que propone a sus comensales. Una bodega con más de 800 referencias de todo el mundo es el complemento final para una experiencia gastronómica perfecta.