CARACTERÍSTICAS DE LA RUTA

DIFICULTAD:
Fácil
DURACIÓN:
3 horas
DISTANCIA:
8 kms
CATEGORÍA:
A pie

PRESENTACIÓN

Desde la puerta del hotel, caminamos cinco minutos y llegamos al CGAC. La arquitectura es el primer atractivo de este centro que desde los años 90 es un emblema de la renovación de la ciudad. Construido en el límite de la ciudad histórica, se integra con respeto en el ámbito de piedra con planos limpios y volúmenes que mantienen la escala humana. La entrada es gratuita y se organizan actividades, talleres y exposiciones temporales.

Junto al CGAC está San Domingos de Bonaval y su parque, diseñado también por el arquitecto portugués. El proyecto de intervención convirtió el antiguo terreno y el cementerio del convento dominicano en una particular zona verde urbana, a la que accedemos por el pasadizo que forman los laterales del moderno CGAC y el más tradicional Museo do Pobo Galego. Paseamos o descansamos sobre la hierba en sus lomas onduladas con vistas a los tejados de la ciudad y nos encontramos una escultura de Chillida. Transitamos entre fuentes, canales y un frondoso robledo.

Siguiendo la huella de Álvaro Siza, caminamos en dirección norte hacia el campus universitario, atravesamos el Parque de la Música con su arrastro y su estanque, en el que se refleja el Auditorio de Galicia y llegamos a la Facultad de Ciencias de la Comunicación. El segundo gran edificio del maestro luso en Santiago se inauguró en 1993. El blanco, los volúmenes, las líneas y la luz marcan también este edificio docente, en el que podemos entrar y ver los espacios amplios y luminosos e incluso el mobiliario diseñado también por Siza.

El descubrimiento de la Compostela contemporánea requiere también una visita al monte Gaiás y su ‘Ciudad de la Cultura’, diseñada por el arquitecto neoyorkino Peter Eisenman. Esta macroestructura cultural reinterpreta el plano de la ciudad histórica de Santiago con sus calles y plazas para construir una urbe imaginaria desde claves actuales. Se pueden visitar los edificios de la Biblioteca, el Archivo y el Museo de Galicia.