CARACTERÍSTICAS DE LA RUTA

DIFICULTAD:
Fácil
DURACIÓN:
3 horas
DISTANCIA:
8 Km
CATEGORÍA:
A pie

PRESENTACIÓN

El valle de O Rosal es una zona rica en restos prehistóricos, principalmente de castros anteriores a la época romana. Esta característica permite a la casa rural Abadía das Eiras, enclavada en la parroquia de San Bartolomé en el ayuntamiento de O Rosal, ofrecer a sus clientes un sinfín de rutas en las que el río Miño es el gran protagonista. Así, uno de los enclaves más conocido es el conjunto etnográfico de los Muíños de Folón y Picón, en los lugares de Martín y Picón de la parroquia de Santa Mariña. En este paraje situado en las empinadas laderas del monte Campo do Couto corre el río Cal, afluente del Tamuxe, el cual ha sido encauzado para aprovechar su energía formando los regatos de Folón y Picón.

Ya en el vecino ayuntamiento de A Guarda se encuentra el gran yacimiento arqueológico de Santa Trega, que ocupa unas 20 ha de superficie, de las cuales tan solo una pequeña parte está excavada. Tiene sus orígenes documentados en el s. IV a. C. alcanzando su mayor grado de desarrollo en el cambio de era. En la península del Trega existía una verdadera ciudad, de entre 3000 y 5000 habitantes en la que confluyen las culturas mediterráneas y atlánticas. El Estuario del Miño es el espacio natural más interesante de A Guarda. La desembocadura forma un estuario y está considerado como uno de los humedales más importantes de la Península, con la confluencia de dos ecosistemas, el fluvial y el marítimo. La excursión debe continuar al otro lado de A Raia, en la vecina villa portuguesa de Caminha, donde se puede apreciar todo el colorido de las tiendas lusas, sus formidables murallas y el atractivo de su gastronomía.