CARACTERÍSTICAS DE LA RUTA

DIFICULTAD:
Fácil
DURACIÓN:
1 hora
DISTANCIA:
2,5 km
CATEGORÍA:
A pie

PRESENTACIÓN

Pontevedra posee un imponente centro histórico con un estado de conservación excelente y una actividad comercial muy intensa. El eje de la ciudad gira alrededor del río Lérez y su desembocadura en la ría. Para visitar la ciudad, partiremos desde uno de los cinco puentes que cruzan el río. Por su interés, destacan el de los Tirantes, contemporáneo, el del Burgo, medieval, y el de A Barca, moderno. Si tomamos la Rúa Sarmiento, vemos la Iglesia de San Bartolomé (barroca, siglos XVII y XVIII) y el pazo García Flores (barroco del siglo XVIII), que ahora es una de las sedes del Museo Provincial de Pontevedra.

En el medieval Eirado da Leña veremos su hermoso cruceiro en el centro y podremos disfrutar de las terrazas de los muchos bares que se asoman a ella. A escasos 100 metros entramos en el centro neurálgico de la sociedad pontevedresa, la Praza da Ferrería, asoportalada en dos de sus extremos y presidida por una fuente del siglo XVI, con catorce caños, en la parte ajardinada junto al Convento de San Francisco. Al otro extremo nos encontramos con la pequeña Praza da Estrela, a los pies de la Casa das Caras, de origen renacentista y reforma barroca, con su característica hilera de medallones con efigies o caras de piedra talladas en su fachada. Continuamos por la Praza da Peregrina, del siglo XVIII, de estilo barroco y neoclásico; allí se encuentra la iglesia que le da nombre, con su planta en forma de concha de vieira que la singulariza y le aporta gran vistosidad. Por la rúa Michelena, llegamos a la Praza de España, con la Casa Consistorial inspirada en el estilo francés Luis XV y el monumento a los héroes de Ponte Sampaio (que recuerda la victoria de los pontevedreses sobre las tropas napoleónicas).

Siguiendo la Rúa Bastida (lateral del Ayuntamiento), vemos la Casa das Campás, del siglo XV y estilo gótico-renacentista, que se considera la más antigua de Pontevedra, en la que destacan sus arcos conopiales. Desde la Travesía Chariño, nos dirigimos a la Praza das Cinco Rúas, famosa por su crucero del siglo XVIII, con Adán y Eva comiendo la fruta prohibida y la casa donde vivió el escritor Valle-Inclán. Seguimos por la Rúa Real, donde se encuentra la Fonte dos Tornos (construida en granito, de 1872), después la Praza do Teucro, rodeada de nobles edificios, como el Pazo de los Gago y Montenegro, palacio urbano construido en el siglo XVI, cuya fachada luce un gran escudo de armas barroco. Pasamos por la Praza de Curros Enríquez, con un edificio abuhardillado de estilo francés en el lado norte y una de las cuatro fuentes de forja. De las lenguas de su fuente, del siglo XIX, con sátiros, sale agua. Continuamos por la Praza da Verdura, con múltiples tabernas y bares de tapas. Aquí se ubica la Casa da Luz, en conmemoración de que Pontevedra fue la primera ciudad gallega a la que llegó la electricidad en el siglo XIX. Hoy es la sede de Turismo de Pontevedra. Proseguimos por la Rúa Sarmiento, con la Praza de Méndez Núñez y la Casa de los Cruz y Montenegro. Su arco apuntado atraviesa la Rúa de Don Gonzalo, en cuyo centro se encuentra la estatua en bronce de Valle-Inclán.

RESTAURANTES