CARACTERÍSTICAS DE LA RUTA

DIFICULTAD:
Fácil
DURACIÓN:
2 horas
DISTANCIA:
30 Km
CATEGORÍA:
En coche
CASAS RURALES

PRESENTACIÓN

Para los amantes de la Historia, la casa rural A Parada das Bestas ofrece la posibilidad de recorrer uno de los escenarios con más transcendencia en la conformación territorial y política de la Galicia actual por la calidad y buena conservación que presentan los elementos del patrimonio arquitectónico que atesora. Así, en un radio de 30 kilómetros encontraremos restos prehistóricos, como dólmenes y castros. También de la época de la romanización, nos encontramos con una vía romana que cruza hacia la capital del Imperio en la Gallaecia, Lugo. Pero es la Edad Media la que dejó los mejores y más valiosos exponentes monumentales gracias a la influencia del Camino de Santiago. Tal como se cita en el Códice Calixtino, la iglesia de Vilar de Donas, del siglo XII, es uno de los más valiosos exponentes del Románico. Su fundación como monasterio es atribuída por la tradición a unas mujeres (representadas en las pinturas góticas de la capilla mayor). Tiene planta de cruz latina, con nave principal cubierta con armadura de madera y cruceiro rectangular con bóveda de crucería, cuenta con tres ábsides abovedados.

Otros monumentos arquitectónicos destacados son los restos de fortalezas, torres, castillos, pazos y casas blasonadas, como la casa-torre de Filgueira, la casa-torre de Fontecuberta; el pazo de Laia, la casa de Ulloa, el pazo Mariñao, la fortaleza del Castro de Seixas, el pazo de Pacheco y, sobre todo, el castillo de Pambre, erigido por Gonzalo Ozores de Ulloa en 1375, como una de las fortalezas mejor conservadas de Galicia, que resistió a las ‘guerras irmandiñas’ en 1467. Es el mejor ejemplo de arquitectura militar medieval de Galicia. Construido sobre una gran roca escaprada, a la orilla del río Pambre, que ejerce de defensa natural. Es de planta cuadrada, cercado por una muralla de planta irregular que se adapta al terreno. La ruta ofrece también la oportunidad de visitar en Chorexe un antiguo balneario cuyas aguas sulfurosas tienen un reconocido prestigio. Siguiendo las ribeiras del río Ulla, atravesando prados y bosques, encontraremos los torrentes de Mácara, rápidos de gran belleza.