CARACTERÍSTICAS DA RUTA

DIFICULTADE:
Sinxela
DURACIÓN:
1,5 horas
DISTANCIA:
6 km
CATEGORÍA:

PRESENTACIÓN

Partimos del parque de la Alameda, punto de referencia de los paseos y de las fiestas de los santiagueses. Su ubicación privilegiada, bordeando una parte de la ciudad histórica, y con una magnífica perspectiva sobre su fachada oeste –la más monumental–, lo convirtió en el principal jardín urbano de Compostela; importante además por la variedad y porte de sus especies arbóreas y ornamentales: como el conjunto de robles, los espléndidos eucaliptos o la pérgola con vistas que componen los castaños de Indias en el paseo da Ferradura. El paso del tiempo ha ido dejando huellas en su ordenación espacial, como se puede apreciar en el paseo central, con corredores para las distintas clases sociales del XIX; en el casi arco triunfal que da acceso al Paseo dos Leóns, o en la disposición de parterres, fuentes y estanques. Y también en sus edificaciones decimonónicas, modernistas y actuales, en la abundancia y formas de sus estatuas y esculturas, y en su mobiliario, especialmente los bancos graníticos, con artístico respaldo de fundición de la conocida fábrica gallega de Sargadelos.

Justo en la entrada nos recibe la escultura de las Dos Marías y el Colegio de San Clemente de Pasantes. Otro de los puntos de interés, entre los muchos que tiene este parque, es el mirador del Paseo da Ferradura. La Alameda tiene dos santuarios: la iglesia del Pilar, al lado del paseo central del parque, que es barroca (s. XVIII), y la capilla de Santa Susana, situada en el punto más alto del parque. Esta es especialmente importante por su vinculación con la historia de la ciudad, ya que fue consagrada en el siglo XII por el arzobispo Xelmírez, figura fundamental en la Historia de Santiago, para acoger las reliquias de Santa Susana, traídas desde Portugal. El templo actual es una reconstrucción de los siglos XVII y XVIII, que conservó como únicas muestras de la primitiva obra románica, la puerta principal, algunos modillones y la ventana con su tragaluz. También se conserva la cruz gótica sobre el ápice de la nave.

Continuaremos nuestra ruta por la rúa do Pombal, hasta llegar al cruce que nos permitirá girar a la izquierda en la rúa da Poza de Bar. Seguiremos andando por esa calle en dirección a la de San Lourenzo, donde nos recibirá el robledal a orillas del río Sarela, que rodea el convento de San Lourenzo de Trasouto. Ocupado inicialmente por franciscanos, a partir del siglo XV pasó a ser residencia de los Condes de Altamira. A pesar de las numerosas reformas, la iglesia conserva las naves románicas del primer edificio. En el exterior de esta edificación, cuyos muros esconden un importante jardín histórico, sigue existiendo todavía un frondoso bosque de robles centenarios. Escondidos entre los árboles hay una fuente y dos ‘cruceiros’: cruces de piedra de gran tamaño que marcaban los caminos y que son seña de identidad de Galicia.

Desde aquí, nos dirigiremos por la rúa de Xoaquín Díaz de Rábago, internándonos en el Campus Sur de la Universidad de Santiago. Tomaremos la calle de la izquierda, Rúa de Xosé María Suárez Núñez, después la Rúa de Constantino Candeira, para torcer a la izquierda en la Rúa de Lope Gómez de Marzoa, hasta llegar al final de la Rúa Jenaro de la Fuente, y en la rotonda continuamos de frente en dirección a la Avenida de Barcelona, donde encontraremos el CIMUS, Centro Singular de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas. Al final de la avenida, se encuentra el CHUS, Hospital Clínico Universitario de la ciudad. Desde ahí seguiremos por la rúa Sempre en Galiza, hasta llegar a un cruce donde tomaremos una semiglorieta en dirección a la Avenida Liberdade, en donde encontraremos la Bodeguilla de Santa Marta, establecimiento perteneciente a Galicia Calidade y lugar donde reponer fuerzas y disfrutar de sus exquisitas propuestas con un toque moderno.