Una representación del sector turístico gallego estuvo presesnte en el II Congreso Mundial de Destinos Inteligentes

Una representación del sector turístico gallego estuvo presesnte en el II Congreso Mundial de Destinos Inteligentes

05/07/2018 - 14:00

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, incidió en que desde el Ministerio se quiere impulsar una Estrategia Nacional de Destinos Turísticos Inteligentes que promueva que “los destinos se configuren como espacios turísticos innovadores consolidados sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico”. Esa infraestructura debe ser […]

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, incidió en que desde el Ministerio se quiere impulsar una Estrategia Nacional de Destinos Turísticos Inteligentes que promueva que “los destinos se configuren como espacios turísticos innovadores consolidados sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico”. Esa infraestructura debe ser además “accesible para todos, facilitar la interacción y la integración del visitante con el entorno, mejorar su experiencia en el destino e incrementar la calidad de vida de los residentes”. La posición del Gobierno coincide así con la del secretario general de la OMT (Organización Mundial del Turismo), Zurab Pololikashvili, quien definió los destinos turísticos inteligentes como “la clave del turismo dl futuro, ya que pone en valor su sostenibilidad, tanto ambiental como económica y social, apoyándose para eso en la tecnología”.

Y es que el turismo se encuentra en un proceso de transformación sin precedentes por la irrupción de nuevos modelos y la incorporación masiva de una tecnología que “nos llevará al modelo turístico del siglo XXI” y por eso parte importante de los expertos que participaron en las diferentes mesas destacaron la necesidad de la implicación de la población local en la planificación turística y en este sentido el Big Data puede ayudar a tomar mejores decisiones y lo mismo puede ayudar a la derivación de flujos turísticos para garantizar la sostenibilidad social del turismo.